Ricardo Arjona sellos discográficos

Publicado el lunes, 24 de noviembre de 2014 en Conciertos - 234125 visitas

"El trabajo independiente no ha sido fácil; pero la remuneración es la de saber que tu trabajo va a mejores manos", declaró el guatemalteco.

Miami, Estados Unidos.
En un acto rebelde, de quien vuelve a comenzar, Ricardo Arjona se muestra orgulloso de ser un artista independiente y haberse emancipado de los sellos discográficos multinacionales.

 Ricardo Arjona, orgulloso de ser un artista independiente y lograr el mejor producto posible  En opinión del cantante, la posibilidad, el milagro y el orgullo de ser independiente tiene como fin cuidar lo mejor posible su trabajo, que de esta manera resulta "mucho más emocional y menos rutinario".

El chapín, que en 2015 llevará su gira Viaje por doce ciudades de Estados Unidos y Puerto Rico, decidió producir sus propios discos y buscar la distribución con terceros después de una "complicada" relación con la industria discográfica.

"Soy un defensor de mi trabajo, lo defiendo a capa y espada", expresó el cantante al recordar la impotencia que sintió "durante mucho tiempo" al ver que otros no ponían todo de su parte para lograr el mejor producto posible.

No se queda nada
En 2011, Arjona lanzó Independiente, su primer trabajo al margen de los grandes sellos discográficos multinacionales y comenzó a dejar los grandes estadios y actuar en auditorios pequeños, donde, confesó, es "muchísimo más fácil trasladar su trabajo porque le permite hablarle prácticamente al oído a la gente".

El artista denunció que las causas de la actual crisis de la industria discográfica viene de lejos y los excesos han estado ahí desde hace años y siempre hubo despilfarros de dinero o abusos como el elevado precio de los discos y hacer firmar a los artistas contratos leoninos y sin fecha de caducidad, entre otras prácticas.

"La industria de toda la vida dejó de ver las canciones, por eso a los autores se les abandonó, incluso en las entregas de premios. Y son los autores los que tienen en sus manos la materia prima de toda esta industria, en la medida en que ellos pueden emocionar a través de una canción se genera todo este asunto, incluyendo el negocio, incluyendo la industria", explicó.

Pero Arjona, con 50 años de edad y 30 de carrera, es consciente de su posición privilegiada en el panorama artístico de Iberoamérica, pues no todos los artistas pueden manejar la promoción y mercadotecnia.







» Enlaces patrocinados