Ricardo Arjona ovación

Publicado el lunes, 22 de septiembre de 2014 en Conciertos - 231356 visitas

Unas 20.000 personas asistieron al primero de los siete recitales que el cantautor guatemalteco Ricardo Arjona ofreció anoche en el club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), en el marco de su gira que lo llevará a Uruguay y Paraguay.

A dos años de su última visita, Arjona regresó a la capital argentina para presentar los temas de su más reciente trabajo discográfico y hacer un repaso de sus 23 años de carrera musical, en los que cuenta con 15 álbumes de estudio y dos en vivo.

 Ricardo Arjona, un impecable e inagotable en sus presentaciones enamoró a todo Buenos Aires  "No es casualidad que estemos aquí otra vez. Esto estaba escrito", dijo en sus primeras palabras dirigiéndose a sus seguidores, que lo recibieron con una fuerte ovación apenas interpretó A la luna en bicicleta, tema de su flamante álbum Viaje con el que abrió su espectáculo.

Luego, siguieron Invertebrado, Piel pecado y Cavernícolas, en cuya introducción el artista habló sobre las relaciones de pareja, con hermosos comienzos, entre besos y abrazos, y de cómo terminan distantes, olvidándose de todo y haciendo alusión al título de la canción.

En las casi dos horas de show, Arjona se desplazó de punta a punta en el imponente escenario, de más de 20 metros de altura, cuya escenografía estuvo ambientada en una estación de tren, con bancos, valijas y vías, montado teatralmente en dos pisos. A eso se sumaron las luces perfectamente combinadas con las imágenes proyectadas en las pantallas de leds gigantes, que sirvieron para acompañar a cada una de las canciones interpretadas por el guatemalteco.

En el repertorio tampoco faltó ese set íntimo en el queincluyó los clásicos de siempre, como Historia de Taxi, Mujeres, Señora de las cuatro décadas, Dime que no, Desnuda y Minutos, entre otros, los cuales fueron coreadospor sus fans de principio a fin.

Cuando interpretó Si el norte fuera el sur, Arjona acompañó el tema con imágenes de personajes como "El chavo del ocho", "Cantinflas", "El Chapulín" y Frida Kahlo, entre otras figuras, intercaladas con bellas mujeres rubias, el presidente estadounidense Barack Obama y banderas del continente americano.

Después siguieron canciones como Pinginos en la cama, Te conozco, Sin daños a terceros, Lo poco que tengo es tan poco y Te quiero.

Para el tramo final, Arjona eligió volver a sus comienzos e hizo un set en el que sólo estuvo acompañado por unos faroles, con luz tenue, y su guitarra, interpretando temas a pedido del público, y complaciéndolos cantó Me enseñaste, Tu reputación, A ti y No estoy tan solo.

Luego hizo un bis de Mujeres y con esa canción se despidió cerrando así el primero de sus siete recitales, embarcándose en el mismo tren imaginario en el que había llegado a GEBA, donde volverá a tocar el 19, 20, 21, 25, 26 y 27 de septiembre, para luego seguir con su gira por Uruguay (el 1 de octubre), Paraguay (el 3) y regresar a México.







» Enlaces patrocinados