Ricardo Arjona

Publicado el lunes, 22 de septiembre de 2014 en El cantante - 234 visitas

Mariano Di Paola, enólogo jefe de La Rural y Rutini Wines, fue invitado por el guatemalteco para armar en la casa que se está haciendo en Miami una cava igual a la que vio en la bodega

Ricardo Arjona , el hombre que le canta al amor y enloquece a millones de seguidoras cuando se sube a un escenario, quedó prendado de Mariano Di Paola.

<strong>Ricardo<strong> Arjona</strong> </strong> , quiere una cava de vinos como la del museo de La Rural en su casa que construye en Miami   El enólogo jefe de la bodega La Rural y de Rutini Wines, un peso pesado en el mundo de la enología, fue el anfitrión de una visita pautada por los representantes del cantante a la bodega que está en Coquimbito. En su paso por Mendoza, el 9 de setiembre pasado para el recital que dio en el estadio Malvinas Argentinas, el cantante fue a almorzar junto con un grupo de unas 20 personas de su equipo más cercano. Era un encuentro de cortesía, como tantos otros a los que acostumbran ir las estrellas cada vez que pisan un sitio en el que harán un recital.

Pero fue tal la buena onda que surgió en la visita, que Arjona le pidió al enólogo mendocino que reprodujera una cava de vinos que vio en el museo de La Rural en la casa que se está construyendo en Miami. Para eso le ofreció al propio Di Paola que sea él quien se ocupe del pedido.

El encuentro no trascendió durante la estadía de Arjona en la provincia, porque la gente de la bodega respetó a rajatabla el pedido del equipo del guatemalteco de que el encuentro fuera muy reservado. Ni siquiera los cocineros de la bodega sabían que ese día estaban preparando un menú destinado a Arjona . De haberse corrido la voz que el hombre que canta Señora de la cuatro décadas iba a estar en la bodega se habría producido un caos.

"Al principio llegó un poco tenso, se lo notaba apurado. El plan era comer y partir para el Estadio a la prueba de sonido. Pero la visita se extendió por cinco horas. Hubo química, él se sintió cómodo", contó Di Paola a Diario UNO.

"Primero lo recibimos con unas empanadas que comimos en el jardín y luego empezamos a recorrer el museo de la bodega", siguió.

La Rural tiene un museo con una colección de 4.500 piezas originales con máquinas, carruajes, lagares, prensas, herramientas de tonelero, recipientes de barro cocido de la época colonial, vasijas de roble, bombas y moledoras. Cerca de 60.000 personas pasan cada año para admirar el lugar. Era lógico entonces que Arjona se quedara cautivado por el entorno que lo rodeaba.

"En un momento se mostró interesado por una bomba manual antigua que se usaba para el mosto y yo le dije: te la regalo. Es una pieza que tiene 200 años, tenemos otras en el museo por eso se la ofrecí, y se mostró muy agradecido", recordó Di Paola.

El enólogo quedó impactado por la sencillez y la humildad del ídolo de las mujeres. "Es un hombre muy humilde hablamos de todo, de historia, de vinos".

En el recorrido por la bodega le mostraron unos toneles antiguos donde se almacenaban hasta 27.000 litros de vino y que ahora se usan para decorar el museo. Por el tamaño que tienen, unos 2,50 metros de diámetro, se han convertido en cavas. Esto cautivó tanto al cantante que le pidió a Di Paola reproducir esa particular cava en la casa que se está construyendo en Miami.

Como en la bodega hay toneles de este tipo desarmados en desuso, le ofrecieron enviárselos para que la casa del guatemalteco tenga una cava similar a la que tiene La Rural.

"Él insistió en invitarme a su casa con mucha amabilidad, pero si él quiere concretar el deseo que expresó de usar el viejo tonel para hacer una cava, enviaré a un tonelero de la bodega para que lo arme", dijo Di Paola. Los que conocen a este profesional saben de su humildad y de su constancia por mantener el bajo perfil. Consecuente con su actitud remarcó que en el caso de concretar el deseo del cantante, enviará a algún diestro armador de toneles de la bodega para cumplir con lo pactado.

Después de tantas muestras de gratitud por parte de los anfitriones, era previsible que el cantautor se sintiera más relajado y menos apurado por partir raudamente a la prueba de sonido. El asado preparado por Sergio Gurdia y acompañado por buenos vinos hizo el resto para que el encuentro se prolongara hasta bien entrada la tarde. A esa altura eran muchos los empleados de la bodega enterados de que Arjona andaba paseando por el lugar. Lo miraban de lejos. El músico advirtió la situación y ofreció 100 entradas preferenciales a los empleados.
Via | diariouno.com.ar
Tags : colección | museo | Di Paola | cava | Miami


Publicado el lunes, 22 de septiembre de 2014 en Conciertos - 261 visitas

Unas 20.000 personas asistieron al primero de los siete recitales que el cantautor guatemalteco Ricardo Arjona ofreció anoche en el club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), en el marco de su gira que lo llevará a Uruguay y Paraguay.

A dos años de su última visita, Arjona regresó a la capital argentina para presentar los temas de su más reciente trabajo discográfico y hacer un repaso de sus 23 años de carrera musical, en los que cuenta con 15 álbumes de estudio y dos en vivo.

 <strong>Ricardo<strong> Arjona</strong> </strong> , un impecable e inagotable en sus presentaciones enamoró a todo Buenos Aires  "No es casualidad que estemos aquí otra vez. Esto estaba escrito", dijo en sus primeras palabras dirigiéndose a sus seguidores, que lo recibieron con una fuerte ovación apenas interpretó A la luna en bicicleta, tema de su flamante álbum Viaje con el que abrió su espectáculo.

Luego, siguieron Invertebrado, Piel pecado y Cavernícolas, en cuya introducción el artista habló sobre las relaciones de pareja, con hermosos comienzos, entre besos y abrazos, y de cómo terminan distantes, olvidándose de todo y haciendo alusión al título de la canción.

En las casi dos horas de show, Arjona se desplazó de punta a punta en el imponente escenario, de más de 20 metros de altura, cuya escenografía estuvo ambientada en una estación de tren, con bancos, valijas y vías, montado teatralmente en dos pisos. A eso se sumaron las luces perfectamente combinadas con las imágenes proyectadas en las pantallas de leds gigantes, que sirvieron para acompañar a cada una de las canciones interpretadas por el guatemalteco.

En el repertorio tampoco faltó ese set íntimo en el queincluyó los clásicos de siempre, como Historia de Taxi, Mujeres, Señora de las cuatro décadas, Dime que no, Desnuda y Minutos, entre otros, los cuales fueron coreadospor sus fans de principio a fin.

Cuando interpretó Si el norte fuera el sur, Arjona acompañó el tema con imágenes de personajes como "El chavo del ocho", "Cantinflas", "El Chapulín" y Frida Kahlo, entre otras figuras, intercaladas con bellas mujeres rubias, el presidente estadounidense Barack Obama y banderas del continente americano.

Después siguieron canciones como Pinginos en la cama, Te conozco, Sin daños a terceros, Lo poco que tengo es tan poco y Te quiero.

Para el tramo final, Arjona eligió volver a sus comienzos e hizo un set en el que sólo estuvo acompañado por unos faroles, con luz tenue, y su guitarra, interpretando temas a pedido del público, y complaciéndolos cantó Me enseñaste, Tu reputación, A ti y No estoy tan solo.

Luego hizo un bis de Mujeres y con esa canción se despidió cerrando así el primero de sus siete recitales, embarcándose en el mismo tren imaginario en el que había llegado a GEBA, donde volverá a tocar el 19, 20, 21, 25, 26 y 27 de septiembre, para luego seguir con su gira por Uruguay (el 1 de octubre), Paraguay (el 3) y regresar a México.


Publicado el lunes, 22 de septiembre de 2014 en Conciertos - 265 visitas

En los primeros minutos del show, el guatemalteco no se olvidó de sus detractores. Sin embargo, en el mulitudinario concierto en el Kempes prefirió centrarse en los que lo quieren, para devolverles amor en forma de canciones.

Montado en lo que parecía una bicicleta de tren, y haciendo frente a toda una ola de gritos, llantos y exclamaciones, cuando Ricardo Arjona hizo su ingreso triunfal en el escenario no quedó una sola persona sentada en el Kempes, en la fría noche de jueves. La tarea de los acomodadores para hacerle entender a las fanáticas que debían sentarse fue ardua –casi imposible–, porque parecían sufrir una especie de trance hormonal. O un trance de amor.

 <strong>Ricardo<strong> Arjona</strong> </strong> , es recibido en Mendoza con gritos llantos y exclamaciones  El escenario de dos niveles simulaba ser una estación de trenes, con bancos y valijas como ornamentos. A esa estación llegó él, pasadas las 22, para dar inicio al viaje que lo tenía al guatemalteco en sus dos roles: como pasajero y a la vez como conductor.

"No es casualidad que estemos aquí otra vez. Esto estaba escrito. ¿La última vez cuándo fue? ¿Hace dos años? Si", se preguntó y respondió Arjona después de la primera seguidilla de canciones.

¿Indirecta para aquellos odiadores natos de su música? Así pareció.
El estadio Kempes, sede de infinitos partidos de fútbol y rivalidades, se transformó en algo distinto. Y eso que los colectivos, el caótico tránsito, las muchedumbres y el humo de los puestos de comida podrían haber confundido a algún despistado. Pero lo que pasaba en los alrededores no tenía nada que ver a lo que desde temprano ocurría adentro: bastaba poner un pie en el suelo del estadio para advertir que no eran las barrabravas y los hinchas los que colmaban el estadio sino miles de mujeres y algunos valientes de la platea masculina que, unidos por la música, alentaron a un único ídolo de la noche.

Con la misma intensidad de los gritos de gol, desde las 21.30 y después de las actuaciones de Martín Monguzzi y Jano, los más de 20 mil presentes empezaron a demostrar su capacidad pulmonar pidiendo por el músico... que se hizo esperar un poco (llegó a Córdoba una hora antes, en un vuelo privado).

De ayer y de hoy
A la luna en bicicleta fue el tema elegido para el inicio del show, y luego siguieron otras canciones de Viaje, último disco de Arjona . Invertebrado, Piel pecado, Cavernícolas, Apnea y Lo poco que tengo fueron algunas.

"Sin pasaportes, sin visa, sin aeropuerto, sólo con un poquito de imaginación usted puede ir a tantas partes", recitó antes de cantar Viaje.

En el repertorio tampoco faltaron esos clásicos que podría reconocer hasta quien jamás compró un disco del artista: Historia de taxi, Mujeres, Señora de las cuatro décadas, Desnuda, Dime que no. Entre recuerdos y emociones, el público cantó, a todo pulmón, cada una de aquellas letras.

Las bajas temperaturas no fueron un impedimento para el disfrute de principio a fin. La alegría se reflejaba en los rostros, en el brillo de los ojos, y hasta en las lágrimas que algunas no pudieron contener, o no quisieron.

Y no había razón o motivo alguno para reprimirse: desde el 9 de mayo, cuando salieron a la venta las entradas para el show cordobés, hasta ayer, pasaron cuatro meses y dos días en los que muchos de los que estuvieron imaginaron una y otra vez el recital. El mismo que anoche, al final, abandonaba el mundo de los sueños y se volvía realidad.

Matices
Ricardo Arjona diseñó el show para alternar momentos de gran despliegue escénico con otros más íntimos. Como aquel que llegó casi al final, cuando inauguró un bloque acústico que revivió temas de sus primeros años y en el que las luces de celulares adornaron las plateas y el campo. "Guitarra en mano, luces pocas y algunos clásicos. Vamos a recordar algunas canciones que quedaron olvidadas", dijo Ricardo antes de Me enseñaste ("me enseñaste de todo excepto olvidarte"). Después vendrían Tu reputación o Realmente no estoy tan solo.

La escenografía y el montaje se realizó con gran dinamismo y despliegue. El manejo de luces, las imágenes emitidas en las pantallas (entre las que se distinguía a Jésica Cirio en el videoclip Piel pecado y a Sofía Zámolo en Apnea), mas los elementos que adornaban cada canción ofreció un buen marco teatral y entretenido.

Antes de las 23, Arjona se detuvo a leer los carteles que se levantaban y de manera imprevista subió a la afortunada Andrea del público mientras cantaba Señora de las cuatro décadas.

"Es por un asunto del clima. El frío me pone peligroso, medio atrevido. Además no hay mucho espacio en el escenario cuando canto esta canción, así que me tendré que sentar y hacerla subir a mis piernas", alegó el músico, para convertir a Andrea en la persona más envidiada de la velada.

Después de deleitar al público con un repertorio inspirado en el amor y en las pequeñas cosas de la vida, Ricardo Arjona se despidió de "La Docta" con ganas de volver. Con ganas de otro viaje.
Via | vos.lavoz.com.ar
Tags : Montado | exclamaciones | escenario | fanáticas


Publicado el lunes, 15 de septiembre de 2014 en Conciertos - 8383 visitas

Con más de 23 años de carrera Ricardo Arjona se ha convertido en el artista de habla hispana más importante del mundo. Cuenta con más de 20 millones de discos vendidos, 17 discos editados, 15 de estudio y 2 en vivo.

Con más de 23 años de carrera Ricardo Arjona se ha convertido en el artista de habla hispana más importante del mundo. Cuenta con más de 20 millones de discos vendidos, 17 discos editados, 15 de estudio y 2 en vivo.

 <strong>Ricardo<strong> Arjona</strong> </strong> , se ha convertido en el artista de habla hispana más importante del mundo Un artista que viene rompiendo records históricos en todo el mundo: en Argentina 34 Estadios Luna Park, 5 Estadios Vélez Sarfield y 5 Estadios de Boca Juniors SOLD OUT. Su gira anterior "MWT" ha sido vista por más de 1.500.000 personas en un solo año.

Su nuevo disco, "Viaje", es una colección de recuerdos, emociones, imágenes y vivencias hechas canción.

Catorce temas inéditos -todos compuesto por Arjona -, con la participación de más de 6 productores entre los que se encuentran Dan Warner, Martín Terefe, Ben Wisch, Efraín "Junito" Dávila, Israel Rojas y Yoel Martínez -del grupo cubano "Buena Fe"-. Esto hace que "Viaje" se convierta en un disco ecléctico y variado, siendo la primera vez que Ricardo trabaja con un equipo tan amplio para un solo disco y creando, así, un producto diverso, desde las baladas tradicionales auténticas de Arjona , hasta temas más tropicales, incluyendo una salsa donde contrasta su versatilidad como cantautor e intérprete.

Su segundo single "Lo Poco Que Tengo" -que salió el pasado 7 de Julio- es una fiel demostración de cómo Ricardo Arjona puede retratar con su poesía las pequeñas cosas de la vida cotidiana. Su primer corte "Apnea" es una poderosa y exitosa balada que describe una intensa historia de amor, capturando los sentimientos que se crean cuando ésta termina.

El video contó con la participación de la modelo Sofía Zámolo y se presentó en abril a nivel mundial.

Entradas en venta
Aún quedan entradas para el show que Arjona dará en nuestra ciudad el 8 de octubre y pueden ser adquiridas en el local de una heladería (Tucumán 34) de lunes a sábados de 10.30 a 13.30 y por la tarde de 18 a 22.
Via | nuevodiarioweb.com.ar
Tags : records | discos | Estadios | Viaje | productores | ecléctico


Publicado el sábado, 13 de septiembre de 2014 en Conciertos - 11351 visitas

"Cuando te enamorás te sale tu lado pelotudo", le bajó el cantante en una especie de reflexión posmoderna

Ricardo Arjona , quien el 3 de octubre va a cantar en Paraguay, habló con los periodistas en Chile y dijo que "la parte pelotuda es lo simpático de esta historia de enamorarse.

<strong> Arjona</strong> : La única cosa que nos saca la parte pendeja y boluda es cuando estamos enamorados Los mejores encuentros llegan por sorpresa. Todas esas cosas que nos acercan al cavernícola que pensaba muy poco". Y agregó que cuando estás en esa etapa te sale tu lado de pendejada y boluda.

"Es demasiado metódico todo lo que vivimos. La única cosa que nos saca la parte pendeja y boluda es cuando estamos enamorados. Lo demás está escrito. Esa parte del principio es interesante. Yo tengo una animadversión contra la gente que no tiene capacidad de sorpresa. ¡Hablo de la tipa que te pega un batacazo en la cabeza y que te hace ser un pelotudo otra vez! ¡Esa es la parte bonita!", dijo al diario curepa Clarín, en Chile.
Via | cronica.com.py
Tags : Paraguay | periodistas | enamorarse | cavernícola | pelotudo







» Enlaces patrocinados